Consejos del Consumidor

4 mitos sobre la menopausia desmentidos por la nueva ciencia

(BPT) - La menopausia es una transición natural por la que pasan todas las mujeres. Sin embargo, sigue siendo incomprendida y, a menudo, identificada incorrectamente.

Un estudio innovador en el que participaron más de 32,000 mujeres, podría transformar totalmente esta realidad. La investigación, realizada por Phenology, marca pionera en salud femenina que ofrece soluciones no hormonales para la menopausia, proporciona información que desacredita algunos de los mitos más frecuentes en torno a esa transición natural. El conocimiento de dicha información puede empoderar a las mujeres para que aboguen por la atención eficaz de los profesionales de la salud.

Mito 1: La menopausia usualmente ocurre después de los 50 años.

Aunque, según el estudio de Phenology, la edad promedio de inicio de la menopausia fue de 53 años, se observaron mujeres de tan solo 35 en etapa temprana de perimenopausia.

Últimamente, no existe un plazo estándar para la transición a la menopausia, que puede durar entre 7 y 14 años. En el estudio mencionado, las participantes de 50 años se encontraban en el rango del percentil 25-75 en cuatro etapas diferentes: perimenopausia temprana, perimenopausia tardía, posmenopausia temprana y posmenopausia tardía. Esto significa que a la edad de 50 años, algunas mujeres recién transitan por la perimenopausia temprana, mientras que otras ya han entrado en la posmenopausia tardía.

Mito 2: La posmenopausia significa que se acabaron los síntomas.

La posmenopausia es la última etapa de la menopausia, pero contrariamente a la lógica, está marcada por un aumento en la cantidad y frecuencia de los síntomas. Phenology reveló que las mujeres experimentan un promedio de 11 síntomas durante la posmenopausia, en comparación con los 8 que aparecen durante la perimenopausia. La posmenopausia tardía tuvo la mayor incidencia de sofocos (73%), sudoraciones nocturnas (68%), disfunción cognitiva (77%) e insomnio (70%). Los problemas sexuales también se intensificaron en esta fase, ya que el 62% de las participantes experimentaron disminución de la libido o apetito sexual, mientras que el 52% afirmaron tener sequedad vaginal, que puede provocar relaciones sexuales dolorosas.

En este caso, la definición “post” es algo engañosa y no capta la experiencia real de las mujeres.

Mito 3: Los sofocos son el principal síntoma que vale la pena tratar.

La menopausia no se limita solamente a los sofocos, ya que las mujeres experimentan un promedio de 9 síntomas simultáneos a lo largo de la transición. La sintomatología abarca desde el aspecto físico (sofocos, sudoraciones nocturnas, insomnio y confusión mental) hasta el emocional (ansiedad, cambios de estado de ánimo, irritabilidad y depresión) y el sexual, como la libido baja y la sequedad vaginal. Síntomas frustrantes en el mejor de los casos, o que perturban la vida en el peor, y merecen abundante tratamiento.

La perimenopausia temprana está marcada especialmente por síntomas emocionales que podrían confundirse con problemas de salud mental. El estudio de Phenology descubrió que el 72% de las mujeres en esta etapa reportaron cambios de estado de ánimo, el 70% sintieron ansiedad, el 67% experimentaron irritabilidad y el 60% indicaron un estado de ánimo deprimido. Comprender que estos cambios emocionales pueden ser provocados por transformaciones hormonales puede ayudar a las mujeres a obtener la atención adecuada.

Mito 4: La menopausia es igual en todas.

Si bien todas las mujeres pasarán por la transición a la menopausia, el estudio reveló que la experiencia es notablemente diferente en cada persona. En las 32,000 participantes, Phenology identificó más de 15,000 combinaciones de síntomas completamente únicas. Lo más probable es que una mujer y sus amigas cercanas experimenten síntomas diferentes, lo cual hace que sea casi imposible obtener consejos precisos de sus compañeras.

Dado que solo el 31% de los obstetras y ginecólogos reciben capacitación formal sobre la menopausia, obtener la atención adecuada de un médico tampoco es fácil. Las empresas privadas como Phenology están interviniendo para solucionar esta dificultad, aprovechando la tecnología para brindar el alivio personalizado y no hormonal que prefiere el 82% de las mujeres. La empresa se han asociado con Vitamin Shoppe con el fin de que las soluciones sin receta para la menopausia sean más accesibles. En estos momentos las mujeres pueden obtener asesoramiento personalizado sobre suplementos en los establecimientos Vitamin Shoppe, lo que allana el camino para una experiencia transformada de la menopausia.

]]>